¿Cómo es el mantenimiento y el tratamiento de las trampas de grasa?

Las trampas de grasa deben cumplir con un mantenimiento periódico donde se controlen los niveles de grasa, aceite y sólidos acumulados para evitar obstrucciones y/o acumulaciones en los desagües, malos olores, problemas de exceso de grasas y aceites, que se depositan en la red de alcantarillado; lo cual puede generar multas y sanciones por el incumplimiento de los parámetros establecidos por las autoridades sanitarias y ambientales.
El mantenimiento y limpieza preventiva y/o correctiva de la trampa de grasas tiene como objetivo primordial dar cumplimiento a las normas sanitarias y de salubridad expedidas por las autoridades correspondientes; además ayuda con:

  • Malos olores
  • Vida útil de la trampa
  • Acumulaciones y devolución de líquidos
  • Normatividad legal

Un tratamiento de bacterias ayuda a mantener las grasas y aceites en su nivel mínimo, el contacto de las bacterias con la fuente de alimento produce enzimas para reducir la carga orgánica a compuestos simples, los cuales finalmente son digeridos por las bacterias, transformándolos en CO2 y agua. Las bacterias también resultan beneficiosas en las cañerías de desagüe de las cocinas dado que el tratamiento microbiológico mantiene libre de acumulación de grasas y aceites.

¿Cómo funciona nuestra tecnología en las trampas de grasa?

Los productos BioDynamic se activan una vez entran en contacto con el agua, aprovechan el caudal dispersándose en este medio y colonizando las paredes de la trampa y la tubería, lo que protege el sistema por lo que evita que las grasas se adhieran al mismo; ya instalados en el sistema el producto coloca las grasas, los aceites y/o los hidrocarburos biodisponibles a través de una emulsión directa, lo que permite que los microorganismos presentes en cada una de las referencias de BioDynamic consuman los contaminantes y a través de sus rutas metabólicas produzcan energía, agua y dióxido de carbono.

¿Qué son y cómo funcionan las trampas de grasa?

Las trampas de grasa son dispositivos especiales, ubicados entre las líneas de desagüe de la fuente o punto generador del residuo líquido y el sistema de alcantarillado, que permiten la separación y recolección de residuos sólidos, grasa y aceites del agua usada, evitando que estos materiales lleguen a la red de alcantarillado. Generalmente utilizados en establecimientos donde la producción de grasa es bastante alta tales como hoteles, restaurantes, hospitales e industrias. Además, son utilizadas para la prevención de taponamientos de tuberías debido a la acumulación de grasas, pero no deben ser utilizados como sistemas de tratamiento de aguas residuales ni esperar que estos cumplan con la función de una Planta de Tratamiento.
Una trampa de grasa retiene por sedimentación los sólidos en suspensión y por flotación el material graso, estos dispositivos logran esto disminuyendo la corriente de las aguas residuales que provienen de las tuberías de la cocina. El objetivo de esto es permitir que las aguas residuales se enfríen. Una vez que la grasa y los aceites se han enfriado a la temperatura requerida, flotarán a la parte superior de la trampa de grasa, mientras que otros sólidos más pesados se depositan en el fondo de la trampa. El resto del agua pasa libremente a la red de alcantarillado.

La estructura general de una trampa de grasa comprende 3 cámaras. La cámara de entrada, la cámara de salida y estructuras de separación en medio de estas dos, creando una tercera cámara intermedia en la que la grasa y aceites quedan retenidas. El agua entra en la primera cámara, todo el material flotante como las grasas, ascienden en el segundo compartimento de la cámara ya que son más livianas (menos densas) que el agua, los sólidos al fondo. Por último, en el tercer compartimento de la cámara, el agua clarificada sin grasa sale como efluente.

¿Qué tipos de trampa de grasa existen?

Las trampas de grasas pueden variar en tamaño, forma, material de construcción, funcionamiento, con limpieza manual o automática. A continuación se describen tres (3) tipos de trampas.

Trampas de grasa aéreas

Constituyen modelos compactos que generalmente se instalan bajo los fregaderos, utilizadas en restaurantes y servicios de alimentos de alta producción. Resultan más económicas y fáciles de instalar pero también precisan de mantenimientos más frecuentes (desnatados y limpieza general).

Trampas de grasa de piso o subterráneas

Por lo general tienen mayor capacidad hidráulica y están conformadas por varios compartimientos. Pueden ser prefabricadas e instaladas sin implicar mayores costos que una excavación, o en otros casos pueden ser diseñadas y construidas en concreto. Cualquiera que sea el caso, si la trampa posee un buen diseño, puede eliminar hasta el 99 % de las grasas. Se pueden encontrar en estaciones de servicio, almacenes de grandes superficies, centros comerciales, restaurantes, etc.

Trampas de grasa por flotación mediante aire disuelto (DAF)

Utilizan skimmers (desnatadoras) mecánicos para recoger flotantes de grasa de la superficie del agua. Estos equipos son más costosos y suelen encontrarse en mayor medida en plantas de tratamiento de aguas industriales, con altos contenidos de grasas y aceites.

Scroll al inicio
Abrir chat
1
Hablemos!
Escanea el código
Hola
¿En qué podemos ayudarte?